conducir

Conducir o no conducir – Esa es la cuestión

Inspiracion

Reconozco que lo de conducir no es lo mío. No me ha llamado mucho. Hay mucha gente que el encantan los coches. A mi ni me gustan ni me disgustan.

conducir

Y es que lo de conducir ahora no me va a quedar más remedio. Debido a mi nuevo trabajo me va a tocar hacer kilómetros. Y no es que no me guste conducir es que casi no lo he practicado.

Quería haberme sacado el carnet a los 18 pero mis padres decidieron que era mejor que me sacara los estudios. Así que al final intenté sacarme el carnet sobre los 30 y tantos.

Lo tuve que hacer en 2 veces. La primera no lo terminé y ya a la segunda (no a la tercera) fue la vencida. Ya había aprobado el teórico del carnet de conducir (ese fue a la primera).

Luego tocó sacar el práctico. Eso ya fue un poco más complicado. Me ponía muy nervioso y me equivocaba (nunca nada grave pero lo suficiente para suspender). Recuerdo que una de las veces que estaba haciendo el examen. En lo que duró el examen : nevó, granizó y llovió todo lo que quiso y más. Al final suspendí al aparcar.

A la quinta

Me saqué el carnet a la quinta vez y según mi profesor conducía muy bien. No me extraña. Cuando yo me estaba sacando el carnet habían cambiado la norma y cada vez que suspendías tenías que dar no se cuantas clases prácticas más (tenían que hacer dinero las autoescuelas).

Después de tener el carnet en mis manos (y de haberlo renovado por lo menos una vez) no volví a conducir. Es como si pagas el gimnasio y no vas.

Si que reconozco que en algún momento (sobre todo en algún viaje largo) que hubiera tenido práctica conduciendo habría servido de mucho. Sobre todo para que no se pegaran la paliza los que me llevaban. Pero ahora pues voy a tener que volver a la autoescuela a recibir prácticas de conducción. ¿Te ha pasado a ti lo mismo? ¿Eres de los que al igual que yo tienes carnet y no has conducido nunca? Queremos saber.

Cuéntanos tu caso en los comentarios. Y si te ha gustado este relato breve sobre conducir pues ya sabes, pégale un meneo por tus Redes Sociales.

 

 

Photo by Matteo Paganelli on Unsplash

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *