La mascarilla ha venido para quedarse

La mascarilla ha venido para quedarse

Inspiracion

Si hay ahora una cosa que está en boca de todos (y nunca mejor dicho) es el uso de la mascarilla. Unos dicen que no hace falta y otros dicen que si pero aquí nadie se aclara.

Incluso la OMS que “teóricamente” es la institución que nos debería guiar en estas cosas no se aclara con todo lo referente a la mascarilla.

Uso de la mascarilla

Yo lo tengo bien claro y desde el minuto uno he usado mascarilla. Y además mascarillas de todo tipo : que si quirúrgica, que si la n95 y tengo unas de tela reutilizables que todavía no he estrenado.

Además poco a poco voy haciendo acopio de mascarillas porque tienen unas horas de uso. Una vez pasadas esas horas de uso la mascarilla ya no hace correctamente su función.

Y es que a mi sinceramente me cuesta mucho usar la mascarilla y entiendo que a mucha gente también. Tengo una sensación de ahogo con ella (soy un poco claustrofóbico) y parece que no tengo aire. Unas amigas mías han inventando un sistema que acoplas a tu mascarilla y que hace que esa sensación de ahogo no sea tan exagerada.

Tengo bien claro que tengo que llevarla. No solo por mi seguridad, sino por la de los demás. Además yo vivo con una persona de riesgo y todas las precauciones son pocas.

La mascarilla ha venido para quedarse

Y es que la mascarilla y como bien dice el título ha venido para quedarse porque aunque se de con la vacuna debemos seguir usándola.

Muchas veces nos reíamos de los asiáticos por verles con ella. Ese camino ya lo tienen recorrido. Llevan muchos años usándola y ahora nos toca a nosotros.

Entiendo que con esto de la pandemia y la obligatoriedad de usarla hay mucho “conspiranoico” que ve en esta obligación una merma de nuestras libertades. Nuestras libertades se ven mermadas día a día y no nos damos ni cuenta. La obligatoriedad de la mascarilla es un problema ínfimo comparado con otras cosas que están pasando.

Conclusión

Tampoco me quería enrollar mucho con este tema porque está muy manido. Solo que hacía mucho que no escribía en este blog y me apetecía hablar de algo que nos acompañará durante mucho tiempo.

¿Y tú que opinas de la mascarilla?

Photo by Ani Kolleshi on Unsplash

Qué hacer si suspende un examen

¿Qué hacer si suspende un examen?

Inspiracion

Ahora que por lo visto van a dar aprobado general me gustaría hablar sobre los exámenes y el tema de suspender un examen.

Qué hacer si suspende un examen

Suspender un examen puede sentirse como el fin del mundo. Sin embargo, es importante señalar que muchas personas inteligentes también han experimentado el dolor de suspender un examen pero lo superaron sin repercusiones a largo plazo.

Si suspendes un examen, puedes superarlo averiguando por qué lo has suspendido, aprendiendo los pasos que permiten superarlo y tomando medidas para que esto ocurra.

Tómate el tiempo necesario para enfadarse

Mira, fallaste, y estás furioso. Probablemente estés triste, enfadado, avergonzado, y con algunas emociones que intentas dejar ir y sentir a la vez. No pasa nada. Se supone que debes estar triste por haber fallado. Sin embargo, evita sentirte avergonzado porque ser abierto te ayudará a superarlo incluso más que esconderlo.

Haz algo divertido

Antes de preocuparse por lo que hay que hacer ahora, adelante y date permiso para hacer algo divertido que te levante. Ve a dar un paseo por la naturaleza, a dar un paseo en bicicleta, o a ir al cine. Haz lo que sea que te reconforte y te ayude a sentirte como tú mismo.

Entiende que no ha terminado

No hay exámenes que sean fatales si los vuelves a hacer. Siempre hay una manera, aunque al principio parezca el final para superarlo y darle la vuelta. Puede que tengas que repetir un semestre, que tengas que gastar dinero, pero puedes estudiar y volver a hacerlo.

Ponlo en perspectiva

Un examen no es el fin del mundo. Si tus otras notas son buenas, a menudo un examen no te hará reprobar la clase. Si es un examen de certificación y fallaste, está bien; lo harás de nuevo, y harás aún más. También aprenderás más que los que lo aprobaron la primera vez.

Averigua por qué has suspendido

Es fácil culpar a los instructores, la prueba, y otras cosas, pero la verdad es que hay que encontrar la causa del fracaso que se controla. Por ejemplo, puede que necesites estudiar más, o de una forma diferente, y puede que necesites cursos de base para mejorar tus habilidades. Cada situación es diferente.

Decide arreglar el problema

Una vez que sepas por qué, ahora puedes arreglar el problema. Tendrás que elegir arreglarlo e idear un plan para el éxito. Recuerda que quieres hacer algo diferente de lo que hacías antes de suspender el examen. Intentar algo nuevo es la mejor manera de solucionarlo.

Estar con personas que te apoyen

No aprobar un examen puede provocar todo tipo de sentimientos de insuficiencia, fracaso, miedo y más. Encuentra a las personas que te hacen sentir bien contigo mismo y haz planes con ellas que no tengan nada que ver con el examen, pero también con personas que puedan ayudarte a mejorar la próxima vez.

Pide ayuda

No tengas miedo de pedir ayuda a los que están en el poder. Nunca sabes lo que pueden hacer por ti para ayudarte a recuperarte del fracaso del examen. Ya sea que estés estudiando para un simple examen o una nueva licencia, siempre hay alguien por ahí que es un experto que puede darte información para ayudarte.

Suspender un examen no es fatal. Puede costarle dinero. Puede costar tiempo. Sin embargo, casi siempre hay una manera de hacerlo de nuevo y salir de la situación mejor por ello. Siempre hay una lección que aprender de un fracaso y si la aprendes, te prepararás para tener más éxito del que nunca pensaste.

¿Somos exhibicionistas?

¿Somos exhibicionistas?

Inspiracion

Aunque estamos en tiempo de cuarenta de coronavirus y hacía mucho que no escribía en el blog hoy vengo con un tema un poco offtopic y distendido.

Ahora que la gente está más en casa por la cuarentena veo (sobre todo por Twitter) que a la gente le gusta exhibirse.

¿Somos exhibicionistas?

Y ya no estoy hablando del ego social en el que la gente se exhibe o exhibe su vida a cambio de likes o “me gustas” sino al de exhibir su cuerpo.

Me encuentro mucho en Twitter ya sea de chicos y de chicas (aquí si que hay igualdad) muchas fotos desnudos/as o enseñando claramente ciertas parte de su cuerpo.

A ver que cada uno puede hacer lo que quiera y enseñar lo que quiera pero me gustaría saber que nos lleva a ser tan exhibicionistas.

Yo no soy exhibicionista

En mi caso si que puedo enseñar cosas por redes sociales pero a veces soy muy vergonzoso. Así que lo de ir enseñando “carne” directamente es que ni me lo planteo. Alguna vez si que he subido alguna foto o vídeo haciendo el canelo pero ya de ahí a desnudos hay un largo camino.

Entiendo que mucha gente esta contenta con su cuerpo y de ahí puede nacer la necesidad de enseñarlo. Todo es respetable. Pero yo la verdad es que sigo sin verlo.

Todo esto viene a que me apetecía escribir de esto. Ya que antes si que veía ciertas fotos pero ahora con la cuarentena y estando más tiempo en casa el número de fotos se ha multiplicado.

¿Y tú eres una persona exhibicionista o no? Esperamos tus respuestas.

Photo by Mickael Gresset on Unsplash