El cartero siempre llama 2 veces

El cartero siempre llama 2 veces

Inspiracion

Siento llamar este artículo así : El cartero siempre llama 2 veces, como la película pero esta es una historia real (que nada tiene que ver con la película).

El cartero siempre llama 2 veces

Y es que mi madre tiene la manía de abrir siempre que llaman en el portal y hoy me he puesto en rebeldía y no he abierto. Quien fuera (no tenía porque ser el cartero) ha pegado 2 timbrazos y yo estaba sentado tan tranquilo y no me apetecía levantarme.

La gente está muy mal acostumbrada. Los carteros siempre tienen la manía de llamar a los últimos pisos. Como vivimos en un último piso pues el cartero siempre llama 2 veces. Tienen la manía siempre de dar 2 toques. Da igual que haya 40 pisos más.Siempre llaman al del último y normalmente siempre al mismo.

Y no es una cosa sola del cartero sino que la gente lo hace por costumbre y no entiendo el porqué. En el telefonillo seguramente estén mas accesibles los pisos medios. Entonces ¿por qué llamar siempre a los últimos? ¿No sería más fácil llamar a los que tienes mas accesibles? Pues no. Te tienen que llamar a ti siempre. Da lo mismo que sea pronto que sea tarde que sea la hora que sea llaman siempre al mismo.

Animales de costumbres

Somos animales de costumbres. De eso no cabe duda y por eso muchos (incluido yo) somos un poco reacios a probar cosas nuevas. Desde aquí quiero hacer un llamamiento a los carteros del mundo y a los que meten publicidad en el buzón. Señores existen más pisos, tienen más donde elegir  ¿Por qué no llaman a otros pisos?. Os agradecería que si tenéis algún amigo cartero que le ensenéis esto y se manifieste. Queremos saber. Queremos saber en que se basan para llamar a un timbre.

O si sencillamente solo llaman a los mismos porque son los únicos que les abren (esta es teoría de mi amigo Kiko que me ha contado en nuestra sesión de café del día). Versión que tiene su lógica. Siento haber usado el nombre de la película : El cartero siempre llama 2 veces para montar toda esta parrafada.

Photo by ål nik on Unsplash

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *