Lloro en Silencio

A veces lloro en silencio

Inspiracion

A veces lloro en silencio era una entrada que tarde o temprano tenía que hacer. Intento que este blog sea divertido pero esta entrada me da que no lo va a ser (aviso de spoiler).

Decir que he tenido una mala vida sería mentir y si hay una cosa que odio es mentir o que me mientan. Por desgracia tengo la mala suerte (o quizás la buena, depende como se mire) de que mucha gente me ha mentido y eso me hace sentir muy mal.

Lloro en silencio

Uno de los mayores errores de mi vida fue irme a trabajar a Madrid por estar mas cerca de la que era mi pareja entonces. Hay momentos en la vida en los que tienes que tomar decisiones y esa fue una mala decisión.

Madrid me agobiaba mucho, ya os he contado que yo necesito ver mar, aparte de eso me parece una ciudad poco amistosa, todo va muy rápido. Los de Madrid siempre están diciendo lo de «Madrid al cielo» una mentira como una casa, en cuanto llega el buen tiempo y el fin de semana huyen todos despavoridos fuera de la capital (por algo será).

Si estas en una ciudad que te aprisiona (por decirlo de alguna manera) y encima tienes un jefe (que aunque esté a 400 km) su única función en la vida es joderte (y siento la expresión) la vida .Pues eso termina en una depresión de la que es difícil salir. Una persona que tienes encima tuyo que directamente te anula como persona y como ser humano. Ahora me vienen a la cabeza cientos de insultos para denominar a esa persona, pero sí, yo sufrí acoso en el trabajo, ahora lo llaman mobbing y ha sido lo peor que me haya pasado en la vida, y eso que mi vida no ha sido un camino de rosas precisamente.

Esa sensación de que no vales nada de que la vida no tiene sentido, y si encima lo unes al modo zombie provocado por las pastillas que te dan que no valen para nada, mi problema no estaba en mi cabeza, mi problema era un malnacido.

En esos tiempos de oscuridad conocí a una persona, una persona que me trajo un poco de luz, una persona que me robó mi corazón y que mas tarde lo ha roto, lo ha pisoteado y ha jugado con el como contaba en amor sin vuelta , una persona por la que estas pillado hasta las trancas y que no te puedes quitar de la cabeza (igual porque apareció en ese momento de mi vida), una persona con la que me siento muchas veces el pagafantas de la película.

Conseguí mas o menos salir de ese agujero de la depresión pero ya no era el mismo, parte de mi vida y de mi ser había sido absorbido por ese agujero negro llamado depresión.

Siempre he sido una persona mas o menos optimista y fuerte pero después de eso nada fue igual. Incluso en esos malos momentos vi traiciones de amigos que no eran capaces de ver que no estaba bien y aún así me atacaban.Esos momentos es que mas abajo no puedes caer,pues sí, puedes caer mas abajo.

Después de eso la vida siguió con su mas y con sus menos, hasta la enfermedad de mi padre, la muerte de mi hermano (totalmente inesperada), después la de mi padre, que aunque muchas veces de la sensación de ser una persona fuerte les echo mucho de menos. Y por esto y aunque han pasado ya unos cuantos años también lloro en silencio.

Porque llorar no es una cosa que me avergüence, lo único que desde que me pasó lo de mi depresión muchas veces lloro por cualquier tontería : una película, una noticia de una tragedia, una traición, una mentira…

Pasado eso la vida me dio un respiro, que fue pequeño porque luego vino lo que le pasó a mi hermana. Si tu eres como yo que crees en la reencarnación yo en otro vida debí ser un gran h……

Y aún así intentas tirar hacia delante porque la vida sigue y no te queda mas cojones. Y entran y salen de tu vida personas que a veces te hacen llevar la vida un poco mejor o a veces te hunden mas en la miseria, porque si señoras y señores, la vida no es injusta, la vida es directamente una malnacida.

Dicen que los cantantes y músicos de blues son personas muy desdichadas y al tocar blues hacen que las personas que estén alrededor sean mas desdichadas que ellos, así que creo que por ahora es el momento de acabar este relato.

Así que después de una buena y honda respiración y de secarme las lágrimas que tengo en mi mejilla por recordar heridas que no se cerraron del todo voy a ver si lloro en silencio un poco más.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *