Barco

Yo quiero saber manejar un barco

Inspiracion

Desde mucho tiempo atrás hay  muchas cosas que tengo pendientes y una de ellas es aprender a manejar un barco.

Igual vivir en una ciudad con mar como ya contaba en esta entrada  :  Necesito vivir en una ciudad con mar quizás te condicione un poco, pero sí, el tema de los barcos siempre me ha llamado.

Hace un año unos de amigos me invitó a ir en un barco en una regata por la bahía de mi ciudad y os puedo asegurar que ha sido una de las mejores experiencias de mi vida (aunque era una carrera y no llegamos muy bien). Es una pasada estar en el mar con las olas que te mueven para todos lados, encima es uno de esos barcos que se ponen casi en vertical. Ese momento en el que tienes la adrenalina a 100, por un lado por la experiencia y por otro lado pensando “como no me agarre bien voy al agua directo”. La verdad es que es una experiencia que se la recomiendo a todo mundo.

Además hace poco estuve haciendo unos paseos por la bahía en los barcos estos turísticos que hay en mi ciudad y lo gocé. El tema de estar en el mar, ver la playa o la bahía desde otro punto de vista, ver lugares que desde otro sitio serían imposibles de ver. Creo que me quedaría corto intentando explicarlo con palabras.

¿Que necesitas para llevar un barco?

Y mira que para llevar un barco no hay que hacer mucho, solo sacarte el Título P.E.R (Patrón de embarcaciones de Recreo), que al final es pasta y un examen y luego el barco claro. Aunque esto último no es imprescindible porque aparte del vehículo tienes que contar con el amarre (que suele ser lo mas caro) y encima el mantenimiento, que tampoco es barato.

Donde yo vivo hay una empresa (una especie de cooperativa) en la que pagas una cuota al mes (y es una cuota razonable) y tienes acceso a una nave en el momento que quieras. Ahora que viene el buen tiempo, pillar el barco meterte un poco hacia mar adentro y allí tumbarte en él y disfrutar del sol e ir pillando algo de color, que ya es hora.

Y lo que se liga teniendo un barco (y más si es un poco grande). Tu le dices a cualquier chica que le vas a dar una vuelta en tu barco y no se si conseguirás al final llegar a alguna base pero desde luego impresionada la dejas. Y sino siempre te puedes llevar a dar una vuelta a la que te ligaste en el curso de Cerámica .

La cuestión es que un día de estos me liaré la manta a la cabeza y daré el paso como lo de practicar surf (que mira que lo tengo fácil en mi ciudad con l cantidad de playas que hay) y que año tras año lo pienso pero al final no doy el paso y siempre termino quedándome con las ganas.

Así que si al final me animo y me saco el per ya os invitaré a dar una vuelta en el barco.