Prácticas en Empresa

Prácticas en Empresa – El timo de la Estampita

cerillazos

Ya estoy a punto de terminar las Prácticas en Empresa  de un curso que he realizado de programación de aplicaciones Web. Esto del curso ha sido un poco infierno hasta que he conseguido arreglarlo todo.

Prácticas en Empresa – El timo de la Estampita

Te estarás preguntando porque he escogido este título para la entrada pero es que es lo que ahora mismo siento. Menos mal que yo he tenido suerte y al final me he buscado la vida para hacer las Prácticas en Empresa  en un sitio acorde a lo que había estudiado pero mis compañeros no han tenido la misma suerte.

Y es que a mí al principio me mandaban a una empresa que se supone que estaban «súper interesados» en mí. Nada más lejos de la realidad. La gente suele mentir más que hablar.  Y es que yo he realizado un Curso de Profesionalidad de Nivel 3 y dentro del curso incluye prácticas en empresa de 80 horas (80 horas). O lo que es lo mismo, vas a trabajar de gratis 2 semana a tiempo completo (1 mes si escoges media jornada).

No es oro todo lo que reluce

Y es que después de rechazar la empresa que me había buscado la academia para hacer mis prácticas. Principalmente porque no tenía manera de llegar hasta allí con transporte público pues ya comenté que me buscaba un sitio donde hacer mis prácticas.

Después de empezar a mover papeles me dicen que la empresa sigue interesada en mí, que les gustaría que hiciera las prácticas de empresa con ellos. Que el primer día me van a buscar a la parada más cercana de autobús y que luego me buscara la vida con alguno de los que trabaja allí para volver (¿qué me estás contando?). Al final como quería quitarme las prácticas cuanto antes mejor pues dije que sí.  Ahí empezó la segunda parte de la fiesta. 1 semana esperando para empezar y de la empresa no se sabía nada (y eso que estaban mega interesados). Así que al final tuve que arreglarme yo los papeles para poder hacerlas (y menos mal). Porque lo que mucha gente no sabe es que no solo trabajas gratis para ellos sino que encima a la empresa le dan 400 € por tus prácticas. Todo un chollo: curras gratis y encima les dan dinero.

El Timo

Y es que hay gente que se dedica a coger becarios. Primero para que trabajen gratis y encima como colofón los 400 €. Un chollo en toda regla. El problema de eso es que no haces prácticas de los que has estudiado y encima no aprendes nada (o muy poco) que al fin y al cabo es una de las razones de las prácticas en empresa (aparte de practicar en el mundo laboral lo que has aprendido).

Yo he tenido suerte porque he hecho las prácticas que he querido pero mis compañeros (aunque contentos) no han tenido la misma suerte. Excepto una chica todos los demás no han practicado lo que han aprendido en el curso sino otras cosas para sacar a las empresas trabajo gratis. Alguno han tenido suerte y su tutor o la persona de la empresa donde estaban les has enseñado algo pero otros han visto a su tutor en foto.

Quejas de las empresas

Y encima cuando quieres mandar a una persona a hacer prácticas en empresa todo son quejas. Que si es poco tiempo para un proyecto, que si teníamos que estar más horas, etc. Menudos sinvergüenzas. Encima de que te llevas 400 € y vas a tener a una persona trabajando de gratis quieres que esté más horas para sacarte el trabajo adelante. En vez de contratar a alguien para sacar ese trabajo adelante (aunque sea por poco tiempo) y dar la oportunidad de sacar a alguien del paro. Pero no. Este es el nivel de la empresa española.

Y después de haber desquitado un poco doy por concluida esta entrada. Espero que si has tenido los mismos problemas que yo y mis compañeros con tus prácticas que nos lo hagas saber dejando un comentario. Gracias!!!

Y si puedes comparte esto en tus Redes Sociales.

Un comentario en “Prácticas en Empresa – El timo de la Estampita

  1. «Del cerro baja todos los días un tonto…y si lo atrapas es tuyo» Un viejo proverbio de no sé quién será. Este dicho lo estoy reeditando pues en mi país lo que se dice es: «Del cerro baja todo los días un pendejo y el que lo agarre es de él». La necesidad (falta de trabajo) nos lleva al clímax de querer ser crédulos y compramos cualquier aceite de serpientes.
    Saludos Monty.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *