comprar agenda

Llega el momento de comprar la agenda

cerillazos

Ahora es el momento de comprar la agenda del año que viene. A mi con las agendas me pasa como con los bolis
que los compro (bueno los bolígrafos no) y luego pues no los uso.

Comprar la agenda

Y es que comprar una agenda es toda una odisea. Cada año me propongo a mi mismo usarla así que busco una que sea
un poco chula y que no tenga páginas de más. Leía por ejemplo el otro día en twitter que para qué hace falta que
venga en una agenda el código telefónico de Islandia (por poner un ejemplo que me encanta islandia).

Y es que intento cada vez más ir al minimalismo y que la agenda tengo solo lo justo y necesario que necesito, nada
más. Pero luego vas una papelería o las miras por internet y ves cada una más chula.

Al final suelo comprarme la más normalita (porque pasará como los anteriores años y no la usaré).

Productividad

Y eso que la agenda te permite llevar un control (más o menos) de tu vida y por tanto ser más productivo. Pero
esto es como todo sino entras en la rutina de hacerlo pues te cuesta mucho más.

Ahora voy a comenzar a dar un curso y sin duda alguna voy a tener que usar la agenda a fuego. A ver si así entro
en la rutina y la que me compre este año por fín la utilizo.

¿A vosotr@s os pasa lo mismo? Podeís contar vuestras experiencias en los comentarios.

Si queréis comprar una chula os dejo un enlace a una : Moleskine

Photo by Eric Rothermel on Unsplash

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *